Obras

Fábrica de Armas (Toledo)

Por: Adrián Blanco Gómez

La antigua Fábrica de Armas está situada en las afueras de Toledo y su construcción fue llevada a cabo en el siglo XVIII. La fábrica nació a partir de un anterior edificio, y posteriormente se realizó encima de los restos del antiguo el conocido como la Fábrica de Espadas, obra del arquitecto Francesco Sabatini. Carlos III fue el impulsor de las obras. El proyecto se aprobó en 1775 y las obras de la zona más importante acabaron en 1780. Hoy en día el edificio es un campus universitario desde 1998 a consecuencia de un proceso de restauración.

Remontándonos al edificio anterior al de Sabatini, la fábrica tenía forma rectangular y unas medidas de 116 metros de longitud por 63 metros de ancho. El espacio del edificio estaba dividido en dos zonas casi completamente cuadrangulares, esto se debe a una crujía que atraviesa por el centro de la planta de la obra, configurándola de esta manera. A estas zonas se les llamaba patios: el primer patio estaba hecho en cuatro ángulos con una escalera de barandas de hierro en cada uno, que servían para subir a las estancias del segundo piso; en el segundo patio hay varias escaleras con distintas funciones, algunas eran para acceder a los desvanes del edificio, también estaba la escalera de dos tramos, que era la que se usaba para entrar en los cuartos donde estaban las ruedas que funcionaban con la fuerza del río Tajo, de ahí que la obra se hiciera en las afueras de Toledo. Existen tres fachadas de las cuales destacaba la principal, de una altura de doscientos veinticinco píes, en la que estaba un escudo en honor a Carlos III y la única entrada como tal del edificio. Las otras fachadas eran la septentrional y la meridional, casi el doble de altas que la principal.

Fabrica de Armas
Fuente: https://historiayculturamilitar.wordpress.com/tag/real-fabrica-de-artilleria-de-toledo/

Metiéndonos ya con el diseño de Sabatini, el proyecto era horizontal y tenía una fachada de tres alturas. Esta fachada tiene columnas a los lados que tienen los ladrillos dispuestos de manera rústica. Esta fachada cuenta también con una puerta y ventanas de apariencia militar, diseñadas así por la función del edificio. Las medidas del proyecto de Sabatini eran de 416 metros de largo por 225 de ancho. Las proporciones de los patios que mencionábamos en el anterior párrafo indican que no son completamente cuadrados, midiendo cada uno 35,7 de largo por 38,3 de ancho.

Podemos mencionar algunas de las características clásicas que incorpora el diseño de Sabatini, como la simetría de sus huecos, la armonía de su composición y la proporción de su trazado. El modelo del arquitecto se hizo como un elemento cerrado, el cual se va adecuando, principalmente la zona del interior, a los cambios tecnológicos, pero los elementos clásicos se siguen utilizando.

Hablando ahora de la capilla, esta se sitúa en lado izquierdo de la entrada, y su decoración es del tipo grecorromana, que eran típicos en la época de su construcción. Las columnas tenían motivos vegetales y el típico capitel rematado con volutas. Los basamentos son rectos, y en la zona de más arriba hay una ménsula que se extiende a lo largo de dos naves, la principal y la del presbiterio. Yéndonos más hacia delante en el tiempo se decidió la construcción de un coro, el cual iba a tener una configuración hecha de madera que cambiaba ligeramente el espacio y el decorado. Posteriormente en una nueva remodelación se derribó esta parte y se volvió a construir el mismo sitio que en la obra original. Existen también muchas pinturas de distintos períodos que se realizaron en la fábrica: están las pinturas murales de los muros y las techumbres de la capilla, que fueron elaboradas por el artista José Vera, natural de Toledo, y que se hicieron en los años 1922 y 1923. Estas pinturas de la capilla son de gran tamaño, tanto que comprenden toda la superficie de las dos bóvedas. Pese a que no está demostrado oficialmente, al mismo José Vera también se le suele asignar la creación las pinturas de formas triangulares que están en la zona de más arriba del arco. En los dibujos representados predominan los tonos intensos y la viveza de las figuras históricas que se muestran. Destaca de entre todos los personajes la figura del rey Fernando III al que se le dibuja arrodillado y que se encuentra en la bóveda; de carácter religioso también son importantes las representaciones de Cristo al lado de los apóstoles y la de Cristo en la cruz.

También cabe nombrar al margen de lo que hemos dicho como elemento de decoración las vidrieras que se encuentran en la biblioteca, son seis en total en forma de rectángulos, que fueron realizadas por el vidriero D. Moragón. En todas las vidrieras los temas que se pueden ver son nuevas invenciones de ámbito tecnológico, como pueden ser el avión, el barco, la central hidroeléctrica, etc. Todas se representan de forma geométrica.

Fuente:
SÁNCHEZ, GUTIÉRREZ & MARTÍNEZ, D, R & A, El Edificio Sabatini en la Fábrica de Armas de Toledo, España, Ed. UCLM, 2001.
Obras

Hospital del Nuncio (Toledo)

Por: Jorge Martínez Fernández

La historia del hospital del nuncio parte de Francisco Ortiz que era canónigo de Toledo, estudió artes liberales y en el año 1574 el Papa Sixto IV lo nombra Nuncio Apostólico y tras enfrentarse a los reyes católicos pierde sus títulos. Intento tomar posesión del obispado de cuenca en nombre del sobrino del Papa lo que lo puso en contra de los reyes católicos y tras una noche en la que tuvo un cargo de conciencia decidió para compensar el mal que había hecho decidió hacer algo por los demás y fue la idea de crear un hospital para los locos de mente y con la aprobación del Papa lo manda realizar ese mismo año. De este modo nació el que el pueblo comenzó a llamar Hospital del Nuncio, en honor a Francisco Ortiz.

Inicialmente se estableció en un conjunto de casas que tenía el mecenas en su propiedad, en la calle Azacanes de Toledo. Más tarde se trasladó a otro conjunto de casas medievales en la plaza de los postes adquiriendo gran fama en toda España. Más tarde se llegó a la conclusión de que la ubicación no era la adecuada para el hospital del Nuncio, ya que carecía de varios factores de higiene y ventilación. Por ello el cardenal Francisco de Lorenzana y Butrón traslado el hospital a la calle real de Toledo, donde se puede encontrar actualmente.

El arquitecto de esta nueva obra iniciada en 1789 y acaba en 1793. (Neoclasicismo, S. XVIII) fue Ignacio Han, una de las mejores obras del estilo neoclásico en España. La obra fue costeada por el nuevo mecenas, el cardenal Francisco de Lorenzana y Butrón, siendo necesario comprar varios solares y casas de alrededor por nueve millones de reales.

Vista del Hospital
Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Hospital_Nuncio_Nuevo

Se trata de un edifico bastante austero y formal, destaca su portada principal, que se desarrolla sobre un basamento en varias alturas generando varios escalones de acceso al interior. El resto de la fachada es un pórtico de doble altura de orden superpuesto, columnas toscanas en el piso inferior y jónicas en el piso superior que se cierran con un balcón con balaustrada de piedra de tres vanos cada altura. La fachada esta rematada por un ático escalonado que esta coronado por dos ángeles putti que sostienen el escudo heráldico del cardenal Francisco de Lorenzana en lo alto de la fachada. El resto de la fachada se rigen por la simetría y la decoración de las mismas ventanas que siguen un ritmo en los dos pisos, las ventanas superiores tienen un friso escalonado que sobre sale. En una vista general podemos decir que está muy marcado por una inspiración en la arquitectura clásica del renacimiento por una fuerte austeridad y sencillez.

En el friso corrido entre las dos alturas, figura una inscripción en latín que dice: CASA EDIFICADA CON SABIO CONSEJO PARA PROCURAR LA SANIDAD COMPLETA DEL ENTENDIMIENTO. AÑO DE 1793.

La planta del edificio se trata de una cruz latina enmarcada en un rectángulo con cuatro patios interior que dan lugar de la planta de cruz latina, y justo en el crucero de los transeptos es donde se ubica la capilla de forma elíptica coronada de una cúpula. En el interior destaca la escalera principal que se accedes desde la portada principal y da acceso directo a la capilla con varios tramos de gran amplitud. Destaco por su orden e higiene además del trato con los pacientes siendo un referente en su época, es a partir de los años 70 del paso siglo cuando el hospital se encuentra en decadencia y malas condiciones tras encontrarse en esa época el hospital psiquiátrico. En 1985 fue restaurado por la Junta de Comunidades y actualmente acoge la sede de la Consejería de Economía y Hacienda.

Fuente:
http://toledoolvidado.blogspot.com.es/2011/03/el-hospital-del-nuncio.HTML

 

Obras

Teatro municipal de Almagro

Por: David Soler Romero

Durante el siglo XIX se ve necesario un teatro para Almagro. Las razones que se aportaron se encuentran en las memorias que fueron enviadas en 1880 al ministro de la gobernación para que así se pudiera autorizar su construcción. Las razones que se dieron fueron que los vecinos acordaron la construcción del teatro ya que era necesario para la cultura y era útil para que los jóvenes siguieran la senda de las virtudes y así también se conseguiría un embellecimiento y una grandeza de la localidad. También se demandaba como elemento para mejorar la población. Así Almagro continuaba la tendencia que se inició en la corte madrileña. Los ciudadanos de Almagro reclamaban una nueva imagen para su ciudad que fuera más europea y que fuera distinta a las construcciones locales. El arquitecto encargado de su construcción fue Cirilo Vara y Soria. Eligió un neo grecorromano ya que era el mejor estilo que se adaptaría a la función del edificio.

El teatro se situó en la calle de San Agustín cerca de la plaza mayor, con 150 m, y junto a la plaza de San Blas. Poseía 31 m de fachada y 29,60 m de profundidad. Su localización presentaba problemas debido a la pequeña dimensiones del terreno y su localización en una calle estrecha según el arquitecto. Éste problema lo que produjo es que en el edificio no pudiera contar con un atrio o una plazuela para el desahogo del público.

El nuevo teatro tenía una capacidad para 800 espectadores y estaba dividido en tres plantas. En la planta baja se encontraba un gran vestíbulo pública donde trascurrirían el público, los empleados y los actores. En la derecha se encontraba las taquillas para las entradas. En este vestíbulo había una sola sala que daba lugar al patio de butacas que tenía una planta elíptica donde sus dimensiones del proscenio a la entrada era de 11 m y contaba una anchura de 13,40 m. El patio de butacas poseía una forma de herradura y alrededor de ésta se encontraba galerías con palcos. Para acceder a dichos palcos se realizaba por un pasillo de circulación que contaba con pequeñas ventanas las cuales comunicaban con los pasillos de las medianerías. Por las escaleras se accedían a los núcleos superiores que estaban situados en los ángulos entre el muro rector del vestíbulo y los muros curvos de los palcos donde se colocaba con gran escenario que estaba situado al frente de la entrada. A los pies del escenario se encontraba un foso que contaba con dos escotillas y con una pequeña escalera en el centro. A lo largo del escenario se encontraban escalerillas para acceder a la tramoya y a los vestuarios.

Teatro de Almagro
Fuente: http://www.almagromonumental.com/espacios_escenicos.html

La primera planta se encuentra un salón de descanso que posee dos piezas contiguas enlazadas a través del pasillo con 11 palcos donde cada uno tiene una capacidad de seis butacas. En cuanto a la segunda planta se quedó reducida a una galería alrededor del patio donde se colocaban los asientos en una gradería donde ocupa la superficie el pasillo.

En cuanto la decoración tanto interior como exterior domina la decoración grecorromana con que posee algunas variaciones. La fachada posee uno de una decoración similar al resto de edificios institucionales y públicos dando una imagen de nobleza. En cuanto a la disposición de la fachada posee un cuerpo central donde se ubican las entradas al teatro y encima se encuentran tres vanos flanqueadas por pilastras dóricas. Al lado de la puerta principal se encuentra una pequeña puertas y ventanas rectangulares. En la primera planta se encuentran de balcones y tres vanos y ángel flanqueados por pilastras donde el centro parecen sendas hornacinas y en los extremos otras ventanas rectangulares. Encima de estos vanos encuentran guirnaldas y el edificio está rematado por un antepecho con jarrones.

Este teatro no se usó sólo para representaciones teatrales o conciertos, también se realizaban bailes públicos y 1899 se realizó el cinematógrafo. Las primeras proyecciones estaban realizadas por los hermanos Lumière que eran breves proyecciones y no tenía argumento sino que simplemente se veían vista de ciudades y paisajes.

 

Fuentes:
Díez de Baldeón, C., Almagro: arquitectura y sociedad, Toledo: Servicio de Publicaciones de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, 1993.
Obras

Diputación Provincial de Ciudad Real

Por: Alicia Fernández Muñiz

 Proyecto encargado al arquitecto Sebastián Rebollar en 1889, la obra finalizó en el 1893. Rebollar quiso que el edificio representara la clase de la época.

En la fachada principal se halla el escudo de la ciudad, está decorada con columnas de orden corintio junto a un frontón. En el interior se puede apreciar la gran cúpula sobre una escalera imperial, una imagen de mucho prestigio, como las obras pictóricas del interior, Ángel Andrade y Samuel Luna fueron los encargados de decorar dicha cúpula. Dieron más importancia a la hora de decorar a la escalera y a los espacios dónde se realizarán las reuniones y las comisiones. Andrade, además, realizó las pinturas murales. Samuel se encargó de la decoración. Andrade tenía influencia renacentista y barroca italiana, pues vio las grandes pinturas murales de estas épocas; el desafió para él fue resolver cómo componer la naturaleza y las proporciones. La fachada de la Plazuela de la Merced está decorada con una tribuna con un frontón dando lugar al Salón de Plenos, donde actualmente se reúnen.

Vista del Palacio de la Diputación
Fuente: http://fotolog.miarroba.es/jotomo1962/palacio-de-la-diputacion-de-ciudad-real-383/

La sala más representativa de la Diputación de Ciudad Real es la Sala de Plenos, en el techo se representan las alegorías de la Fortaleza, la Templanza, la Prudencia y la Justica, características mínimas para que haya un buen gobierno. En los años sesenta hubo una reforma donde costó recuperar espacios. Tanto la sala de prensa tapada por el mural, como los lienzos de Andrade (descubiertos en un cuarto trastero del palacio por esas fechas con grandes deterioros por mal almacenaje y mutilaciones hechas cuando se arrancaron) podían recuperarse, pero devolver la funcionalidad del espacio requería quitar el mural, por lo que se decidió permanecer el mural, recuperar la decoración arquitectónica en el espacio restante y restituir los lienzos de Andrade al techo tras restaurarlos.

En el tambor de la cúpula de la escalera imperial se pinta el tema academicista de las cuatro Bellas Artes. Estas alegorías y la cúpula transforman el espacio en una especie de templo civil donde se veneran la belleza y el arte.

La función de la Sala de Comisiones es más pragmática y menos solemne que la del Salón de Plenos. Esto permite que se decore de una forma más privada y libre. Andrade desarrolla una composición de género histórico-literario siguiendo el ideal del nacionalismo romántico. El tema representado es El Quijote, porque simboliza la provincia y el espíritu manchego del que la Corporación es partícipe y representante. Hubo otros pintores manchegos como Carlos Vázquez, Alfredo Palmero, etc, que conforman la Galería de Personajes Ilustres que se exponen en esta sala.

 

Fuente:
http://www.ciudad-real.es/turismo/diputacion.php

 

Obras

Diputación de Toledo

Por: Lara Galán Martínez

La diputación provincial de Toledo en la actualidad ocupa unos de los edificios más destacados de esta ciudad. No sólo este edificio destaca por su historia y arquitectura, sino porque este edificio es uno de los principales que forman parte del skyline de Toledo. Ya que observando la ciudad desde su lado este, el palacio de la Diputación Provincial es el primer edificio que se impone junto con la Puerta de Bisagra. Además también tiene su entrada junto a una de las principales entradas de turistas en la ciudad Patrimonio de la Humanidad, ya que se encuentra encima de las escaleras mecánicas que dan acceso al casco histórico de Toledo.

Por lo tanto este edificio tiene una arquitectura de palacio que pertenece a finales del siglo XIX, aunque más concretamente lo podemos datar en los alrededores del año 1880, ya que en estos años de encarga dicho proyecto. Por lo que este gran proyecto es encargado al arquitecto Agustín Ortiz de Villajos. Este era un arquitecto Toledano, que no sólo realizó su obra en la ciudad de Toledo sino que la mayoría se encuentra en la ciudad cercana de Madrid, donde se encuentran obras construidas por él como el Palacio de Princesa o el Circo-Teatro Prince. También hay que decir de este autor que una de las principales cosas por las que destacó fue la introducción de un estilo mudéjar en sus obras, teniendo por tanto características neomudéjares y creando así un estilo propio, este estilo es llamado “estilo villajos”.

Para empezar hablar de las características de este edificio hay que empezar diciendo que es un edificio exento ya que no se encuentra adosado a ningún otro y además es importante decir que su planta es rectangular, por lo que podemos destacar que tiene una planta regular. Además dentro de la estructura de este palacio vemos que cuenta con dos patios de luces y donde entre ambos encontramos una crujía, en la cual podemos ver una enorme escalera de estilo imperial y con gran iluminación dando así paso a las diferentes zonas del edificio. Por lo que este tiene un planteamiento general bastante sencillo, ya que la base de este edificio la forman cuatro grandes crujía, siendo estas las que configuran el rectángulo de la planta de este edificio y coincidiendo a su vez con las cuadro torres que se encuentran en todos los estemos de este palacio. Por lo que este edificio en su estructura tendría un pensamiento de la planta de un pequeño alcázar, ya que estas torres además de estar en los cuatro extremos tienen ellas mismas una estructura cuadrangular y con el techo a cuatro aguas y en pizarra.

Para seguir con el comentario hay que mencionar su fachada principal que es la que tiene en la parte oeste, donde podemos encontrar una gran escalinata por la que se accede al interior. En esta fachada encontramos que tiene dos cuerpos bien diferenciados y un remate superior. En el primer cuerpo podemos ver que está formado por tres puertas de acceso al edificio acabadas en un arco de medio punto. Además todo este piso está formado por sillares almohadillados. El cuerpo superior esta formados por una gran balconada que se extiende a lo largo de toda la fachada, aunque a su vez esta se encuentra dividida en tres por unas gran columnas adosadas a la pared de orden corintio. En cara separación podemos ver que al igual que en ese cuerpo inferior en este también encontramos tres vanos, aunque en este caso ventanas acabados también en un arco de medio punto aunque en este caso enmarcados también en ambos lados por dos columnas de tamaño más pequeño que las demás pero siendo del mismo orden, y otro elemento importante a destacar de este cuerpo es que a diferencia del inferior en este no encontramos un sillar almohadilladlo y encima de cada vano podemos ver una decoración adosada al edificio. Para terminar con la descripción de esta fachada principal podemos encontrar a modo de tercer cuerpo un remate en que se encuentra el escudo imperial, donde este escudo está compuesto por el águila y la corona y todo ello acabado con un tímpano y donde tanto en las esquinas del tímpano como en las de la fachada podemos encontrar pequeños remates escultóricos.

Edificio de la Diputación de Toledo
Fuente: http://www.eldiario.es/clm/Diputacion-Toledo-dinero-sentencias-judiciales_0_325817562.html

Mientras que en la fachada principal vemos una gran cantidad de elementos en la fachada este volvemos a ver una repetición de estos elementos, aunque en esta fachada de una manera más simplificada.

Este edificio tiene también una gran peculiaridad este edificio ya que se encuentra en una topografía que en altura es difícil su regularidad ya que la ciudad de Toledo es una colina, por lo que este edificio tiene un semisótano como última planta bajo el zócalo del edificio dando con este un equilibrio al desnivel de suelo.

Respecto a la parte histórica de este edificio es que anteriormente a su construcción en la misma zona se encontraba el convento de Santa Catalina que formaban parte de la orden de la Merced, dando así también este nombre la plaza que se encuentra en frente de este, pero dicho edificio en la época de Guerra de Independencia sufrió demasiados destrozos por lo que se construyó posteriormente el palacio anteriormente comentado.

Fuentes:
http://www.lacronica.net/imagenes/fotosdeldia/22184_edificio_de_la_diputacion_de_toledo__bien_conocido_por_encontrarse_junto_a_las_escaleras_mecanicas_de_la_capital_regional_.jpg
http://www.artehistoria.com/v2/jpg/AUD28213.jpg
http://wikimapia.org/14089335/es/Palacio-de-la-Diputaci%C3%B3n-Provincial
https://es.wikipedia.org/wiki/Edificio_de_la_Diputaci%C3%B3n_de_Toledo
http://www.artehistoria.com/v2/obras/28213.htm
https://es.wikipedia.org/wiki/Agust%C3%ADn_Ortiz_de_Villajos
Obras

La segunda fachada de la Catedral de Cuenca

Por: Macarena Cerros López

La Catedral de Cuenca ha sufrido varios cambios hasta tener la apariencia que se puede disfrutar hoy en día. A continuación, hablaremos de su fachada –concretamente, la que poseía entre los siglos XVIII y XIX– y explicaremos los cambios que ha sufrido y sus razones.

En primer lugar, hay que saber que la primera fachada, o fachada primitiva, era de estilo gótico y fue terminada a mediados del siglo XIII; lo que es sabido gracias a la multitud de elementos que se aprovecharon de esta para la decoración de la fachada que le sucedió. También, se conoce gracias a que aparece su portada en un cuadro del pintor conquense Bartolomé Matarana.

En 1719 y por decisión del Cabildo de la Catedral, comenzaron los procedimientos para el cambio de la fachada, alegando que “no era muy prometedor el estado de la fachada” a pesar de sus restauraciones. En 1723 se produjo la demolición de la nueva fachada porque el año anterior se denunció que, la obra que se estaba llevando a cabo por Juan Pérez, estaba desplomada y fuera de nivel, lo que no aportaba garantías de solidez. Inmediatamente, se comenzó la nueva obra a manos de Luis de Arteaga (fue su obra más importante), teniendo prevista su finalización para finales de 1725 o principios de 1726, por lo que se trabajó intensamente durante 1723 y el año que le seguía. Pero, en julio de 1725, hubo un incendio por el que se quemó el capitel que había encima de la capilla de San Miguel. Debido a esto, no se ha podido determinar si –en ese momento– ya se había terminado la obra o si se trataba de uno de los capiteles que se pensaba respetar de la fachada anterior.

Cuadro de  Bartolomé Matarana
Fuente: http://photoinvestigacionchema.blogspot.com.es/2014_10_01_archive.html

 

Esta fachada responde al gusto barroco de la época y conserva la torre del Gallo y la torre de la Saeta –de la fachada primitiva– pero con sus capiteles empequeñecidos y achatados. La parte central estaba compuesta por dos cuerpos horizontales, culminados por un ático sobre el que se erigía una imagen en piedra de San Julián de carácter monumental. El segundo cuerpo se adornó con un gran rosetón bajo un arco de ojiva. El cuerpo bajo lo ocupaba la doble puerta de la entrada principal, que fue completada con un arco de medio punto y sus correspondientes arquivoltas. En el mainel de las puertas se colocaron una gran talla en piedra de la Virgen del Perdón y una imagen de

Cristo Resucitado. Encima de la cornisa de separación de los cuerpos había balcones corridos, ventanales formados por pilastras y arcos adintelados, hornacinas con sus santos bajo doseletes góticos, y una gran gama de pináculos en la terminación de la fachada y sobre su ático, principalmente.

Para concluir, hay que decir que, esta fachada estuvo en pie hasta 1910 puesto que, se solicitó su demolición con motivo de estado ruinoso un año después de haber declarado Monumento Nacional a la Catedral en 1902.

 

Fuentes:
BERMEJO DÍEZ, Jesús (1977): La Catedral de Cuenca. Ed. Triangle, Caja de Ahorros Provincial de Cuenca, Cuenca. 409 p.
http://www.elblogdecuencavila.com/?p=10757 – Blog personal de José Vicente Ávila,  periodista conquense (consulta 08/04/17)

 

Obras

Canal del Gran Prior

Por: Alba Rodríguez Iniesta

Es la obra más antigua ejecutada en el Alto Guadiana. Se encuentra en la localidad de Argamasilla de Alba en la provincia de Ciudad Real. Este canal discurre de norte a sur atravesando el centro del municipio.

Desde la Prehistoria, el Alto Guadiana ha abastecido a La Mancha durante generaciones. En una zona tan árida como Castilla La Mancha, todos los acuíferos y lagunas han funcionado como oasis de vida, generando a su alrededor poblaciones. El Alto Guadiana es uno de estos focos de vida en los que se ha mantenido durante épocas, es una riqueza de nuestro patrimonio que debemos poner en valor.

En sus inicios, Argamasilla de Alba se estableció hacia el año 1515 cerca de Ruidera, pero la cercanía del río Guadiana propició su despoblamiento debido a las enfermedades que generaban sus estancadas aguas. Por lo tanto, en 1531, tuvieron que establecerse en un nuevo sitio, el cual no duró demasiado tiempo por las mismas causas.

Canal del Gran Prior
Fuente: http://www.ladelalbaseria.com/inter-s-tur-stico.html

Finalmente, por petición del consejo de Juan de Zúñiga, el alcalde de Peñarroya, a D.Diego de Toledo, que por aquel entonces era el Gran Prior de San Juan, se trasladaron al lugar actual donde se encuentra ahora el municipio debido a que reunía mejores condiciones para la vida. Argamasilla de Alba no empezó a crecer hasta finales del siglo XVI.

Más tarde numerosas familias moriscas se establecieron en la ciudad huyendo de la rebelión de las Alpujarras, y enseñaron a los habitantes todo su saber en cuanto a técnicas de cultivo, riego y construcción.

En el siglo XVIII el rey Carlos III intentó modernizar España ya que era uno de los países más atrasados de Europa. Llevó a cabo una serie de reformas por toda la capital y también por todo el territorio español, construyendo numerosas poblaciones y reordenando otras como San Carlos del Valle.

Con sus proyectos, el monarca consiguió dar mayor majestuosidad a esta comarca. Para ello contrató a Juan de Villanueva, ingeniero y arquitecto, el cuál estudió perfectamente el medio urbanístico. Con su trabajo consiguieron crear una persa con su embalse cerca de Miravetes, y además decenas de kilómetros de canales, esclusas y regueras. A petición del infante don Gabriel, hijo de Carlos III, que por entonces era prior de la orden de San Juan, se construyó el Gran Canal de Priorato de San Juan. Este canal transcurre por el centro de la villa y todavía sigue en funcionamiento y está perfectamente cuidado; fue construido para conducir el agua de Ruidera a Argamasilla de Alba.

En diciembre de 2009, se procedió a restaurar una zona del canal entre la calle Duque de Alba y la calle Carmen. El estado en el que se encontraba el tramo suponía problemas estéticos y urbanísticos que impedían que la zona se desarrollase con normalidad. El fin de esta obra era restaurar una zona deteriorada e integrarla con el medio urbano.

Fuentes:
El legado cultural de la Mancha Húmeda (Alto Guadiana): selección de intervenciones para el estudio, protección, y puesta en valor del patrimonio histórico. Prehistoria- Edad Contemporánea. Luis Benítez de Lugo Enrich.
Canal del Gran Prior – Ayuntamiento de Argamasilla de Alba
http://www.argamasilladealba.es/actualidad/noticias/detalle-noticia/ic/el-acondicionamiento-del-canal-del-gran-prior-permite-recuperar-5000-metros-cuadrados-de-espacio-p/
http://www.argamasilladealba.es/turismo/que-visitar/detalle-lugar/ic/canal-del-gran-prior/
Obras

Universidad de Lorenzana

 

Por: Ruth Braojos Tordesillas

El Palacio de la Universidad de Lorenzana se sitúa en el Casco Histórico de Toledo, en medio de la vieja trama medieval de la ciudad. Es un edificio civil construido a finales del siglo XVIII bajo el impulso del cardenal-arzobispo Francisco de Lorenzana (1722-1804), personalidad eclesiástica muy vinculada a la Ilustración que, desde su llegada a Toledo en 1789, quiso dotar a la ciudad de un nuevo renacer económico y cultural. Lorenzana encomendó la proyección de la obra al arquitecto alicantino Ignacio Haan (1758-1810), discípulo de Sabatini y académico de San Fernando, que ideó en exclusiva el edificio siguiendo las normas racionales del neoclasicismo.

La construcción del palacio convino por la separación de la Universidad del Colegio de Santa Catalina, teniéndose que levantar, en poco tiempo, una sede propia acorde con las características de la institución universitaria y dentro del estilo del momento. El Palacio de la Universidad de Toledo se erigió en apenas tres años (nov.1795-mar.1799), en el mismo suelo donde con anterioridad se hallaban las casas de la Inquisición.

Neoclásico de manual, su construcción y formas se inspiran en la arquitectura grecorromana, con un claro predominio de la horizontalidad sobre la verticalidad. Posee una gran solidez estructural y visual fruto del gusto por la sencillez, la simetría y geometría, junto con la sobriedad por la escasa presencia decorativa en todo el edificio.

La obra se realiza principalmente a base de sillería de granito, ladrillo visto y en ocasiones mampostería con revoco y color, materiales que también confieren a la obra su carácter unitario.

 

<p>Paraninfo, Universidad de Castilla-La Mancha<br />Palacio del Cardenal Lorenzana</p>

Palacio Lorenzana
Fuente: http://ilovetoledo.es/es/ver/palacio-de-lorenzana-uclm/

Se proyecta una planta rectangular con la superposición de dos cuerpos y la presencia de un gran patio porticado en su centro. En cuanto al orden, se da un gran desarrollo del jónico tanto en su fachada como en el patio. La fachada principal de Lorenzana cuenta con una robusta escalera de doble tramo adosada al paramento, que conduce al acceso del piso superior. La entrada se realiza a través de cinco vanos cerrados con rejería neoclásica, como si fuesen celosías que permiten entrever el interior, derivado del pensamiento racional de que todo sea lo más evidente –y no confuso- posible. Las cinco entradas, a su vez, se disponen entre cuatro gruesas, exentas e imponentes columnas jónicas de granito. A cada lado de la puerta se abren dos hornacinas en el muro. Custodian, respectivamente, esculturas de bulto redondo hechas en piedra que representan alegorías femeninas sobre la Ciencia y la Fama, obras del escultor toledano Mariano Salvatierra. Sobre la cornisa de la solemne portada, de clara inspiración clásica, se dispone el gran escudo ovalado con las armas del mecenas. El escudo lo sujetan dos ángeles que tocan el clarín de la fama, al tiempo que se rodea con el collar de la orden de Carlos III. La pieza es obra de José Antonio Vinacer, ejecutándola en piedra blanca de Colmenar de Oreja.

La mencionada decoración de la fachada, esculturas y escudo (como en conjunto todo el edificio) contiene una claro mensaje: significan la aclamación de la figura de su generoso y poderoso mecenas, quien pone en marcha un templo para la virtud y saber del pueblo.

La columnata tetrástila da paso al patio central rectangular, lugar que servía para acoger las reuniones de los universitarios. Destacan las veintiocho columnas jónicas de granito que forman un peristilo, que a su vez soportan un entablamento del mismo material. Alrededor del patio, en el piso noble, se dispusieron las distintas dependencias de la Universidad: las aulas, secretaría, el gimnasio, la Biblioteca o el salón de grados o Paraninfo. Éste último espacio, donde se celebraban actos académicos y religiosos, es significativo por su planta circo-agonal y la llamativa bóveda de medio cañón con casetones y florones de yeso que cubre la estancia de forma continua. Además, es el lugar más decorado de todo el recinto: amplios ventanales, pilastras corintias adosadas al muro, y una cenefa de motivos vegetales que recorre todo el paraninfo bajo la cubierta, siguiendo todos estos elementos el estilo de la antigüedad clásica.

El Palacio de Lorenzana, es en definitiva, un edificio en el que se imprime la racionalidad, la simetría y el reposo que dictaban las normas del neoclásico. Una arquitectura solo al servicio de su función, sin ningún elemento que distorsione la vista del conjunto, su valor, ni el uso para el que fue creado.

La vida de la Universidad de Toledo tan solo duró hasta el curso 1844/45, cuando por ley se decretó el cierre las universidades provinciales. El Palacio de Lorenzana no retomó su actividad original hasta pasado más de un siglo, cuando en 1982 se convirtió, con la fundación de la Universidad de Castilla-La Mancha, en la sede del Vicerrectorado y Relaciones Internacionales de la misma.

Fuentes:
JUAN FRANCO, BEGOÑA. Catálogo del Neoclásico toledano (1752-1800). 1992. Diputación de Toledo. Toledo.
SÁNCHEZ SÁNCHEZ, ISIDRO. El Cardenal Lorenzana y la Universidad de Castilla-La Mancha. 1999. Editorial, Universidad de Castilla La Mancha. Ciudad Real.
GIMENO MELENDERAS, JLUIS. Escultura Neoclásica en Toledo. 1986. Diputación Provincial Anales toledanos, nº XXII.
http://realacademiatoledo.es/wpcontent/uploads/2014/02/files_anales_0022_07.pdf
https://www.youtube.com/watch?v=L1qbRGeGNPsEl Palacio de Lorenzana. Vídeo de YouTube Publicado el 6 julio de 2012 por la Universidad de Castilla La Mancha.

 

Obras

Teatro Circo de Albacete

Por: Sandra Segovia García

El teatro circo es un edificio que se construyó durante 1886 y 1887, con la finalidad de representar espectáculos. La iniciativa para construir este teatro circo fue tomada por una sociedad del mismo nombre, compraron un solar y comenzaron su construcción.

El siglo XIX es una época con algunas dificultades para esta ciudad, lo que derivaba en que también hubiera dificultades a la hora de la construcción, pero, curiosamente, justo con la construcción del teatro circo aparece la instalación eléctrica, cambiando así las costumbres de sus habitantes.

Teatro Circo
Fuente:  http://www.turismoenalbacete.com/que-ver/patrimonio-cultural/listado-monumentos/teatro-circo-de-albacete/

El edificio fue diseñado por Emilio Vergara, pero su construcción la llevó a cabo Juan Peyronnet. Estos llevaron a cabo una fachada de estilo clásico y un interior con influencia árabe, pero a lo largo de los años ha tenido numerosas modificaciones.

Es un edificio que destaca por poder ser utilizado para representar obras de teatro y espectáculos de circo. Como teatro toma el modo del teatro a la italiana, una planta con forma de herradura y con distintos pisos que forman palcos privados, pero cuando se representan espectáculos de circo el patio de butacas es capaz de convertirse en una pista de circo. Sus columnas y arcos sujetan la cubierta metálica provista por la “Fundición Primitiva Valenciana”, esto es lo que le da su mayor valor al teatro circo.

En 1919 se lleva a cabo la primera reforma del teatro circo con el objetivo de aumentar el aforo de este mediante la creación de una planta más sobre los palcos de platea. El segundo objetivo era frenar las corrientes de aire que se filtraban, se utilizó una bóveda falsa para resolver el problema.

Las siguientes reformas son de carácter arquitectónico, se amplía una planta del cuerpo de la fachada principal y se destruye el cuerpo para crear viviendas.

Tras estas reformas el teatro se cierra y en 2002 se vuelve a abrir tras una rehabilitación por parte del Ayuntamiento. En esta rehabilitación se recupera la antigua zona de palcos de platea su visibilidad, mantiene su estructura original del patio de butacas, de los anfiteatros y de las cubiertas de fundición, al igual que sus elementos sustentantes. También se recuperaron las decoraciones neo-árabes de sus arcos y yeserías.

Estas características hacen que sea un edificio con diferentes influencias artísticas, entre ellas árabes y de la arquitectura del hierro. Actualmente, ha adquirido la representación de óperas, por lo que ahora en el edificio se representan tres tipos de géneros.

Fuentes:
http://www.teatrocirco.es/historia-del-teatro
http://polipapers.upv.es/index.php/loggia/article/view/3559/3789
https://es.wikipedia.org/wiki/Teatro_Circo_de_Albacete

 

 

Obras

Palacio de la Diputación de Albacete

Por: María Santos Parra

El Palacio de la Diputación de Albacete podría considerarse una de las mejores obras arquitectónicas del siglo XIX, construida por el arquitecto Juan Millán Espinosa, corresponde en buena medida a un ejemplo del Eclecticismo durante la Restauración borbónica y mostrará el nuevo estilo de propiedad burgués, gracias a que se construye sobre un terreno desamortizado. Además, destaca como imagen del desarrollo urbanístico que sufrirá la capital en este siglo, situándose en una zona donde posteriormente se dispondrá el centro administrativo.

Los planos de este edificio fueron aprobados en diciembre de 1877, sin embargo; fue entre enero de 1878 y mayo de 1880 cuando se llevó a cabo su construcción. Nos encontramos frente a un edificio de planta rectangular, formado por dos plantas, cuya estructura se divide en tres cuerpos. En su interior, vemos que las distintas dependencias se distribuyen en torno a la cavidad que genera una escalera de estilo imperial decorada en su entorno con algunos cuadros del siglo XVII procedentes del fondo del Museo del Prado con autores como Vicente Carducho o Mateo Gilarte. Los soportes de esta escalera se realizaron a base de hierro fundido, mostrándonos la gran difusión del trabajo con este material que tiene lugar en esta época. Como entrada de luz, se dispone un gran lucernario a modo de vidriera donde aparece el escudo de la provincia y las armas de los ocho partidos judiciales. Las paredes del vestíbulo reciben un tono rosáceo pálido que contrasta con las molduras de escayola de estilo clásico con sentido decorativo. Entre las distintas dependencias, podemos destacar la Sala de sesiones, estancia con gran decoración de colores vivos y estucos dorados que posee un retrato de Isabel II semejante al estilo de Madrazo.

Palacio de la Diputación
Fuente: http://www.dipualba.es/Main/noticia.aspx?id=3627

En cuanto al exterior, como hemos dicho anteriormente, se dispone de dos plantas y se organiza en tres cuerpos. El primer piso a nivel del suelo está realizado mediante sillería y el segundo; se presenta con un revoco de tono rojizo. El cuerpo central sobresale del resto, siendo el lugar donde se ubica la entrada principal al edificio. Sobre ésta se instalan tres balcones enmarcados por columnas pareadas con fuste estriado y capitel corintio, que a su vez se separan unos de otros con distintas columnas del mismo estilo. Los marcos exteriores de los balcones y la zona superior del arquitrabe están decorados con ovas, rematando con una cornisa muy saliente. Es entonces cuando vemos un arquitrabe donde se sitúa una gran inscripción en la que pone “Diputación Provincial” en letras mayúsculas. La estructura del arquitrabe es en forma de U, por lo que los lados laterales retranquean y se decoran con una flor en cada uno de ellos. En la parte que correspondería con el ático, se coloca un reloj acompañado a ambos lados del escudo de la provincia y de Castilla y León. Los otros dos cuerpos están compuestos por los mismos elementos decorativos, dotados en la parte frontal de dos ventanas cada uno, aunque se avanzan con dos torrecillas que proporcionan a la obra mayor altura y volumen.

Finalmente, este edificio es la muestra de las mejoras que tienen lugar en Albacete durante el reinado de Isabel II y otorgan una gran cantidad de información sobre la situación económica y social que tiene lugar esta provincia en la segunda mitad del siglo XIX, tratando de embellecer la capital y de acomodarla a las necesidades de su tiempo.

Fuentes:
GARCÍA – SAUCO BELÉNDEZ, L. G., SANCHEZ FERRER, J. y SANTAMARÁI CONDE, A.: Arquitectura en la Provincia de Albacete, Toledo, Junta de Comunidades de Castilla- La Mancha, 1999, pp. 569- 572.
http://www.dipualba.es/archivo/Archivo/arquitectura%20y%20obras/palacio_diputaci%C3%B3n.htm (Consulta 05/04/17)