Artistas

Luis Marco Pérez

Por: Jorge Fernández Martínez

Se trata de un escultor imaginero, Nacido en Fuentelespino de Moya de la localidad de Cuenca en 1896, y fallece en el año 1983. Con doce años se traslada a valencia, su afán por las artes y su interés por la madera le viene desde niño tras ver a su padre trabajar en su taller de carpintero, por lo que obtiene una beca que le permite estudiar en Madrid, donde trabajó con grandes escultores. En los años de la guerra civil española fue profesor de la Escuela de Artes y Oficios de Cuenca. También daría clases en Valencia, Madrid y Valladolid.

En 1922 gana la 3ª medalla de la Exposición Nacional de Bellas Artes de Madrid con la obra “El alma de Castilla es el silencio en Cuenca”. Decide realizar un viaje visita Italia para estudiar a los clásicos y renacentistas. En 1924 presenta otras dos obras a la Exposición Nacional del Círculo de Bellas Artes de Madrid, el “Filosofo de Uclés” y el “Idilio Ibérico”. Con una influencia italiana por lo que recibe la 2ª medalla del certamen. En 1926 gana la 1ª medalla de la Exposición del Círculo de Bellas Artes de Madrid con su obra “El hombre de la Sierra”. En 1930 recibe el mayor galardón otorgado por el Círculo de Bellas Artes de Madrid a un artista, la Medalla de Oro por la obra “El pastor de las Huesas del Vasallo”

Tras ello se centro en trabajar en su tierra, por lo que realiza sus dos mayores obras para la semana santa de cuenca: la santa cena y un descendimiento que desaparecen en la guerra civil española.

Tras la guerra se traslada a Madrid donde establece su taller artesano de imagineria, donde apartir de los años 40, le encargan la reconstruccion de todos los pasos perdidos en la guerra entre los que se encuentran su santa cena y el descendimiento, además de realizar multiples obras a lo largo de su vida para ciudades de gran parte de España, Cuenca, Ciudad Real, Albacete, Madrid, Alicante, Valencia, y serán las mejores de su producción artística. Un dato curioso es que las anetriores a la guerra no las policromaba ya que no era de su gusto, decía que afirmaba encontrar la belleza en la madera virgen sin carnaciones y policromías, pero para los pasos de semana santa tubo que ceder por los encargos de las cofradías siendo todas ellas policromadas.

Luis Marco Pérez
Fuente: http://luismarcoperez.blogspot.com.es/

Las imágenes de los pasos procesionales de cuenca que hoy se conservan son: «La Virgen de las Angustias», «San Juan Evangelista», «Nuestro Padre Jesus Nazareno del Salvador», «Jesús entrando en Jerusalem», «San Juan Bautista», «Ecce-Homo de San Andres», «Jesús de Medinaceli», «Soledad del Puente», «Cristo de Paz y Caridad», «San Pedro», «Cristo de los Espejos», «El Descendimiento», «La exaltación», «Cristo Yacente», «La oración del Huerto de San Esteban», «El beso de Judas», «La Virgen de la Amargura con San Juan Apóstol», «Jesús Amarrado a la columna», «Jesus Caído y la Verónica»

la de Ciudad Real: Oración en el Huerto, Nuestro Padre Jesús Caído, Santísimo Cristo del Perdón y delas Aguas, Santo Descendimiento, Nuestra Señora de las Angustias y Nuestra Señora de la Soledad, Tarancón, Mota del Cuervo: Ntro. Padre Jesús Nazareno, Stmo. Cristo del Perdón, Stmo. Cristo de la Lanzada y Cristo Yacente, Elche La Flagelación, Madrid: “Cristo de Las Misericordias y El Perdón” y “Cristo Yacente.

Fuente:
http://luismarcoperez.blogspot.com.es/p/biografia.html
Artistas

José Luis Sánchez

Por: Alba Rodríguez Iniesta

Nace en Almansa, provincia de Albacete, en1926. Desde pequeño estuvo rodeado de un buen ambiente económico ya que su familia pertenecía a la burguesía, pero esta se interrumpe cuando su padre tiene que buscar un nuevo trabajo en Madrid. Según cuenta el escultor, su afición al arte le venía gracias a su tío abuelo Adolfo Sánchez Mejías, director de la escuela de artes, que despertó en él la curiosidad por la pintura.

José Luis contaba con una gran facilidad para dibujar, siempre muy autodidacta, desde joven dibujaba y modelaba tallando madera con una navaja. Con 17 años se ve obligado a dejar el instituto y comenzar a trabajar para sustentar la economía familiar. Empieza a trabajar en una entidad bancaria pero al tener que compaginar también los estudios escoge Derecho, una carrera para la que no tenía vocación. Tiempo después, consigue entrar en la Escuela de Arquitectura, pero la dificultad más la dura jornada de trabajo le hace dejarlo. Finalmente aprobó los estudios de Derecho en una academia nocturna.

Aún así su devoción al arte seguía presente; contaba con numerosos amigos con los que iba a pintar ciudades cercanas a Madrid y pasaba mucho tiempo en el Museo del Prado y el Casón del Buen Retiro. Más tarde su grupo de amigos le aconsejará que asista a las clases del escultor Ángel Ferrant en la Escuela de Artes y Oficios, lo que marcará un punto decisivo en su vida.

José Luis Sánchez
Fuente: http://www.lne.es/sociedad-cultura/2011/10/15/medio-siglo-jose-luis-sanchez-escultor-imprescindible/1143009.html

Finalmente en los años 50, contando con la dura situación familiar y una carrera con enorme dificultad y con pocas posibilidades de trabajo, decidió aventurarse y seguir con su vocación. José Luis consigue una beca para estudiar en el extranjero y escoge como destino Italia. Más tarde también viaja a París para seguir formándose. Las obras que más le marcaron fueron las de Rodin, Moore y Picasso.

La primera exposición del escultor se celebra en abril de 1955 en el Museo del Prado, donde presenta a ‘Niña sentada’, diversas cabezas, dibujos y cerámicas. La exposición es bien recibida por la prensa. Además empieza a recibir encargos más importantes de la mano de arquitectos reconocidos, pidiéndole que le ayude en sus trabajos. También realizó encargos religiosos pero renovándolos a su manera. Uno de estos fue ‘La Virgen de la Correa’ en 1958.

En su obra, primero trabajó la escultura suspendida en el aire. Sus primeras esculturas abstractas estaban construidas de hierros, alambres y otros elementos de material parecido, pero estas piezas fueron efímeras ya que se destruyeron una vez exhibidas.

La primera escultura tallada que realiza es ‘Cabeza de los ojos azules’. En ella trabaja con cinceles metálicos con los que talla lentamente el trozo de escayola. Finalmente, el yeso es pulido, lijado y abrillantado. Durante esta época realiza más tallas de cabezas como la destacada ‘Cabeza del collar’. Llegará a tal punto que terminará haciendo retratos en bronce de su propia familia.

En una de esas cabezas que construye, esta vez con modelado en hueco, va a aparecer su primera escultura de cuerpo entero; ‘Niña sentada’. Sánchez le incorporará un cuerpo a la cabeza de niña que había realizado anteriormente dándose lugar a esta maravillosa escultura de escayola. Sus ojos están vacíos y recuerdan a las esculturas griegas que se realizaban en bronce. Esta realizada con una sencillez de formas, los brazos pegados al cuerpo y mirándonos con una sonrisa hierática y un halo de misterio.

José Luís recibe un encargo de su pueblo Almansa para celebrar el 300 aniversario de la Batalla de Almansa. La escultura fue colocada en una rotonda y la llamaron ‘La Paz Aupada’ ya que es una alegoría de unos brazos que alzan una paloma entre las manos. Para realizarla usó el acero corten. Primero realizó una serie de maquetas hasta que consiguió el proyecto final. Las piezas estaban hechas de hierro que se forraban de acero corten y después se soldaba todo mediante soldadura eléctrica para construir la escultura.

Fuentes:
BOZAL FERNÁNDEZ “Arte del siglo XX en España. Pintura y escultura 1900-1939”, vol., Summa Artis, Historia General del Arte, Espasa Calpe, Madrid, 2000.
Museo al aire libre de escultura contemporánea José Luís http://www.turismocastillalamancha.es/patrimonio/museo-al-aire-libre-de-escultura-contemporanea-jose-luis-12761/visita/
La escultura integrada de José Luis Sánchez http://www.abc.es/20100326/nacional-castilla-mancha-toledo/escultura-integrada-jose-luis-201003261755.html