Museos

Museo Catedralicio de Toledo

Por: Adrián Blanco Gómez.

El Museo Tesoro Catedralicio se encuentra en la Santa Iglesia Catedral Primada de la ciudad de Toledo. La iglesia, además de cumplir las funciones características como edificio religioso, también posee varias estancias consideradas museos de forma independiente, las cuales podemos clasificar en: Sacristía, Tesoro, Sala Capitular, Coro, Transparente y Custodia de Arfe.

La Sacristía es la estancia más conocida de todas. Fue construida por el arquitecto y escultor español Nicolás de Vergara el Mozo en el siglo XVI y alberga algunas de las obras más representativas de la iglesia: una de ellas es el fresco de la representación del Descendimiento de la Virgen, está pintada en la bóveda y el autor es Lucas Jordán, que se autorretrata en el fresco; otra es la famosa pintura “El Expolio” del pintor El Greco, un pedido del Cabildo de la iglesia y que se realizó en 1587. A finales del siglo XVIII a la obra se le puso un marco de ricos materiales como el mármol o el bronce, y sirvió como sustituto del marco que había hecho el propio Greco, del que solo queda un conjunto escultórico. En la Sacristía pueden verse obras de algunos de los pintores europeos más importantes de la Historia del Arte, como pueden ser Goya, Caravaggio, Tiziano o Van Dick. Pegada a la misma Sacristía está la llamada Sacristía Arzobispal, que alberga más pinturas de otros artistas como José de Ribera o Jacopo Bassano. La Sacristía Arzobispal tiene enfrente suya dos habitaciones en donde se guardan vestidos para la liturgia hechos alrededor de los siglos XV y XVII.

La estancia el Tesoro se encuentra justo debajo de la torre y se habilitó a principios del siglo XX por temas de protección durante la etapa del cardenal Sancha como dirigente arzobispal. En esta estancia se cobijan las creaciones de orfebrería que se guardaban en armarios. Encima de estos armarios están las pinturas con las que se terminarían elaborando los tapices en la Fábrica de Santa Bárbara en el siglo XVIII. La principal atracción de esta sala es la Custodia Procesional, una obra escultórica realizada por el artista Enrique de Arfe en el siglo XVI a petición del Cardenal Cisneros. La obra está realizada en oro, y se piensa que ese oro llegó procedente de América. La Custodia está hecha en tres partes y su altura es de 2,50 metros de altura, tiene un total de 5.600 piezas y posee 250 pequeñas estatuas de plata dorada.

La Sala Capitular desde una reforma se encuentra dividida en dos partes, una la misma sala capitular y otra que se llama la antesala capitular. En la sala encontramos desde pinturas de Cristo y la Virgen hasta un artesonado hecho con oro. Las pinturas son obra del pintor Juan de Borgoña y el artesonado fue diseñado por Diego López de Arenas; la antesala tiene una decoración con influencias del gótico y del árabe mudéjar y en ella se pueden ver pinturas en los muros al igual que en la anterior sala y con unos decorados inspirados en temas de vegetación, ejecutados por artistas como Luis Medina o Diego López. En la antesala se encuentra también una gran portada hecha por el escultor Copín de Holanda.

Museo de la Catedral de Toledo
Fuente: http://www.turismocastillalamancha.es/patrimonio/museo-catedralicio-8161/visita/

El Coro se divide en sillería alta y baja. La sillería alta fue creada por Alonso Berruguete y Felipe Bigarny, ocupándose cada uno de un lado de esta. Por otro lado, de la sillería baja podemos nombrar a Rodrigo Alemán como la persona que la hizo. A cada lado del coro el anteriormente mencionado Nicolás de Vergara el Viejo se ocupó de confeccionar una pareja de atriles en el siglo XVII. Una estatua de la Virgen Blanca destaca en el altar. Hablando ahora de otra estancia, la del Transparente, podemos decir que se encuentra detrás del altar mayor y que en el pasado gozó de un gran reconocimiento como obra del Barroco. El Transparente posee un retablo con una pintura de una ventana oval que da luz al Sagrario, que está rodeada por varias figuras de ángeles, y en la parte de la bóveda está pintada la Gloria. Toda la obra la hizo Narciso Tomé en el siglo XVIII.

La Custodia de Arfe recibe su nombre por el escultor y orfebre Enrique de Arfe, que hizo la obra en el siglo XVII. La obra mide un poco más de 3 metros de altura y el material principal con el que está realizada es la plata dorada. Está dividida en varias partes: el basamento, en el cual podemos disfrutar del friso en donde se representan varias figuras, como por ejemplo la de El prendimiento de Jesús, Cristo Azotado o Jesús camino del Calvario. El basamento hace soporte sobre el que se erigen seis columnas con ornamentación de varios elementos plateados. Las seis columnas quedan unidas gracias a dos arcos a seis contrafuertes. Los arcos están a distinta altura, teniendo el de abajo decoración de varias figuras de santos, como San Pedro o San Juan Evangelista, y el de arriba cuenta con tornapuntas con adornos de hojas. A los arcos se les remata con pequeñas estatuas de más santos, por ejemplo la de San Cristóbal o la de San Jorge.

Fuente:
Catedralprimada.es. http://www.catedralprimada.es/museos_informacion/, 26-02-2017/02-03-2017.

 

Anuncios
Artistas

Alberto Sánchez

Por: Noelia Fernández Moreno

Alberto Sánchez Pérez fue profesor pintor y escultor, nacido en Toledo en 1895, y es considerado uno de los artistas clave de la Vanguardia española. Inició la Escuela de Vallecas junto a Benjamín Palencia, pero tras la Guerra Civil se trasladó a la Unión Soviética, de donde ya no regresaría, aunque a pesar de desarrollar gran parte de su obra en el exilio, su figura y su gran capacidad e inteligencia creativa, está fuertemente unida a la plástica española.

De familia muy humilde, tuvo desde niño una gran facilidad para las artes plásticas, de las que destacaría en la escultura, influido en su primera etapa por el cubista Rafael Pérez Barradas. Se trasladó a Madrid, donde entraría a formar parte de las Juventudes Socialistas y afirmaría su decisión de convertirse en artista, y donde contrajo matrimonio con Clara Sancha en 1936, quien sería su compañera durante toda su vida. Allí concibió proyectos de arte de agitación y propaganda vanguardista para la Casa del Pueblo y visito asiduamente los museos de Madrid.

En 1917 fue movilizado para la Guerra de Marruecos en Melilla, donde descubrió el paisaje inspirador de algunas de sus obras y forjó su capacidad creadora, tallando sus primeras esculturas, esculpidas sobre piedra. Tras su regreso a Madrid en 1921, realizo murales políticos y estableció contacto con los círculos intelectuales y artísticos madrileños.

 

Autorretrato de Alberto Sánchez
Fuente: https://es.pinterest.com/emartinmart2890/escultores-españoles/

Sus primeras obras reflejan la estética y las tendencias de todos los escultores del momento, bajo la gran influencia de Picasso, y participó en exposiciones donde se dio a conocer como artista de vanguardia dedicado plenamente ya a la escultura. En 1927 se inició en el surrealismo, resultado de la Escuela de Vallecas, etapa en la que se planteó renovación del arte español a imagen y semejanza de los movimientos vanguardistas que estaban desarrollándose en Europa y más tarde se inició como docente de profesor de dibujo, profesión que le acompañaría durante el resto de su vida. Fue durante esta etapa donde entablo amistad con Federico García Lorca, para el que diseño parte de los decorados de la compañía teatral La Barraca.

Con el estallido de la Guerra Civil marcho a París, donde conoció a Picasso y a numerosos artistas e intelectuales franceses, y participo en el Pabellón de la Exposición Internacional, donde se pretendió mostrar al mundo los avances técnicos y los trabajos artísticos más importantes del momento, y para la que realizo en 1937 su escultura más conocida y emblemática, El pueblo español tiene un camino que conduce a una estrella. Su valor se debe tanto a su belleza artística como al hecho de que la obra original desapareciese al ser trasladada a España a al finalizar la exposición. La escultura de 12 metros de altura, constaba de un conjunto de formas orgánicas que parecían surgir de la tierra de forma natural, decorada con incisiones abiertas y coronada por una estrella y una paloma de color rojo. El título está plenamente cargado del optimismo y la esperanza que contrasta con otras propuestas contemporáneas como las de Picasso y Miró.

Su obra plástica va unida a lo ocurrido en España, desde un punto de vista más positivo con una cierta carga ideológica de corte socialista que sigue la línea de las utopías ideológicas. La austeridad de los materiales contrasta con la riqueza delas composiciones creadas y hacen de su trabajo escultórico uno de los más personales del arte español del siglo XX, a pesar de su breve vida artística debido a su exilio a Moscú, lo que condicionó su trascendencia e importancia en los círculos artísticos. Aunque se inició en el cubismo, conforme avanzó su trayectoria se fue decantando por el surrealismo, estilo que siempre se vio marcado en su obra entre lo onírico y la estética de fantasía, que sin duda adquieren gran importancia. Durante su exilio en Moscú del que ya no regresaría, trabajó como profesor de dibujo y se dedicó a la escenografía y se inició en la pintura, cuya obra final se llenó de una profunda melancolía. Murió en 1962.

La esencia de su entorno físico y humano inspiró toda su obra. Alberto Sánchez siempre estuvo profundamente ligado a los campos toledanos que le vieron crecer y algo de ellos estuvo presente siempre en su trabajo, existiendo en su obra un equilibrio entre la tradición y la vanguardia, demostrando siempre un arte cercano a sus raíces pero cargado de innovación, con un gran afán por plasmar los matices y las texturas de la tierra.

 

Fuentes:
SÁNCHEZ, Alberto. (1975), Palabras de un escultor, Ed. Fernando Torres. Valencia.
http://www.tintaroja.es/cultura/1550-alberto-sanchez-el-escultor-socialista-casi-ocultado-por-el-franquismo
http://www.arte.sbhac.net/Plasticos/AlbertoSanchez/AlbertoSanchez.htm
https://www.ecured.cu/Alberto_Sánchez_Pérez

 

Obras

Fábrica de Armas (Toledo)

Por: Adrián Blanco Gómez

La antigua Fábrica de Armas está situada en las afueras de Toledo y su construcción fue llevada a cabo en el siglo XVIII. La fábrica nació a partir de un anterior edificio, y posteriormente se realizó encima de los restos del antiguo el conocido como la Fábrica de Espadas, obra del arquitecto Francesco Sabatini. Carlos III fue el impulsor de las obras. El proyecto se aprobó en 1775 y las obras de la zona más importante acabaron en 1780. Hoy en día el edificio es un campus universitario desde 1998 a consecuencia de un proceso de restauración.

Remontándonos al edificio anterior al de Sabatini, la fábrica tenía forma rectangular y unas medidas de 116 metros de longitud por 63 metros de ancho. El espacio del edificio estaba dividido en dos zonas casi completamente cuadrangulares, esto se debe a una crujía que atraviesa por el centro de la planta de la obra, configurándola de esta manera. A estas zonas se les llamaba patios: el primer patio estaba hecho en cuatro ángulos con una escalera de barandas de hierro en cada uno, que servían para subir a las estancias del segundo piso; en el segundo patio hay varias escaleras con distintas funciones, algunas eran para acceder a los desvanes del edificio, también estaba la escalera de dos tramos, que era la que se usaba para entrar en los cuartos donde estaban las ruedas que funcionaban con la fuerza del río Tajo, de ahí que la obra se hiciera en las afueras de Toledo. Existen tres fachadas de las cuales destacaba la principal, de una altura de doscientos veinticinco píes, en la que estaba un escudo en honor a Carlos III y la única entrada como tal del edificio. Las otras fachadas eran la septentrional y la meridional, casi el doble de altas que la principal.

Fabrica de Armas
Fuente: https://historiayculturamilitar.wordpress.com/tag/real-fabrica-de-artilleria-de-toledo/

Metiéndonos ya con el diseño de Sabatini, el proyecto era horizontal y tenía una fachada de tres alturas. Esta fachada tiene columnas a los lados que tienen los ladrillos dispuestos de manera rústica. Esta fachada cuenta también con una puerta y ventanas de apariencia militar, diseñadas así por la función del edificio. Las medidas del proyecto de Sabatini eran de 416 metros de largo por 225 de ancho. Las proporciones de los patios que mencionábamos en el anterior párrafo indican que no son completamente cuadrados, midiendo cada uno 35,7 de largo por 38,3 de ancho.

Podemos mencionar algunas de las características clásicas que incorpora el diseño de Sabatini, como la simetría de sus huecos, la armonía de su composición y la proporción de su trazado. El modelo del arquitecto se hizo como un elemento cerrado, el cual se va adecuando, principalmente la zona del interior, a los cambios tecnológicos, pero los elementos clásicos se siguen utilizando.

Hablando ahora de la capilla, esta se sitúa en lado izquierdo de la entrada, y su decoración es del tipo grecorromana, que eran típicos en la época de su construcción. Las columnas tenían motivos vegetales y el típico capitel rematado con volutas. Los basamentos son rectos, y en la zona de más arriba hay una ménsula que se extiende a lo largo de dos naves, la principal y la del presbiterio. Yéndonos más hacia delante en el tiempo se decidió la construcción de un coro, el cual iba a tener una configuración hecha de madera que cambiaba ligeramente el espacio y el decorado. Posteriormente en una nueva remodelación se derribó esta parte y se volvió a construir el mismo sitio que en la obra original. Existen también muchas pinturas de distintos períodos que se realizaron en la fábrica: están las pinturas murales de los muros y las techumbres de la capilla, que fueron elaboradas por el artista José Vera, natural de Toledo, y que se hicieron en los años 1922 y 1923. Estas pinturas de la capilla son de gran tamaño, tanto que comprenden toda la superficie de las dos bóvedas. Pese a que no está demostrado oficialmente, al mismo José Vera también se le suele asignar la creación las pinturas de formas triangulares que están en la zona de más arriba del arco. En los dibujos representados predominan los tonos intensos y la viveza de las figuras históricas que se muestran. Destaca de entre todos los personajes la figura del rey Fernando III al que se le dibuja arrodillado y que se encuentra en la bóveda; de carácter religioso también son importantes las representaciones de Cristo al lado de los apóstoles y la de Cristo en la cruz.

También cabe nombrar al margen de lo que hemos dicho como elemento de decoración las vidrieras que se encuentran en la biblioteca, son seis en total en forma de rectángulos, que fueron realizadas por el vidriero D. Moragón. En todas las vidrieras los temas que se pueden ver son nuevas invenciones de ámbito tecnológico, como pueden ser el avión, el barco, la central hidroeléctrica, etc. Todas se representan de forma geométrica.

Fuente:
SÁNCHEZ, GUTIÉRREZ & MARTÍNEZ, D, R & A, El Edificio Sabatini en la Fábrica de Armas de Toledo, España, Ed. UCLM, 2001.
Obras

Hospital del Nuncio (Toledo)

Por: Jorge Martínez Fernández

La historia del hospital del nuncio parte de Francisco Ortiz que era canónigo de Toledo, estudió artes liberales y en el año 1574 el Papa Sixto IV lo nombra Nuncio Apostólico y tras enfrentarse a los reyes católicos pierde sus títulos. Intento tomar posesión del obispado de cuenca en nombre del sobrino del Papa lo que lo puso en contra de los reyes católicos y tras una noche en la que tuvo un cargo de conciencia decidió para compensar el mal que había hecho decidió hacer algo por los demás y fue la idea de crear un hospital para los locos de mente y con la aprobación del Papa lo manda realizar ese mismo año. De este modo nació el que el pueblo comenzó a llamar Hospital del Nuncio, en honor a Francisco Ortiz.

Inicialmente se estableció en un conjunto de casas que tenía el mecenas en su propiedad, en la calle Azacanes de Toledo. Más tarde se trasladó a otro conjunto de casas medievales en la plaza de los postes adquiriendo gran fama en toda España. Más tarde se llegó a la conclusión de que la ubicación no era la adecuada para el hospital del Nuncio, ya que carecía de varios factores de higiene y ventilación. Por ello el cardenal Francisco de Lorenzana y Butrón traslado el hospital a la calle real de Toledo, donde se puede encontrar actualmente.

El arquitecto de esta nueva obra iniciada en 1789 y acaba en 1793. (Neoclasicismo, S. XVIII) fue Ignacio Han, una de las mejores obras del estilo neoclásico en España. La obra fue costeada por el nuevo mecenas, el cardenal Francisco de Lorenzana y Butrón, siendo necesario comprar varios solares y casas de alrededor por nueve millones de reales.

Vista del Hospital
Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Hospital_Nuncio_Nuevo

Se trata de un edifico bastante austero y formal, destaca su portada principal, que se desarrolla sobre un basamento en varias alturas generando varios escalones de acceso al interior. El resto de la fachada es un pórtico de doble altura de orden superpuesto, columnas toscanas en el piso inferior y jónicas en el piso superior que se cierran con un balcón con balaustrada de piedra de tres vanos cada altura. La fachada esta rematada por un ático escalonado que esta coronado por dos ángeles putti que sostienen el escudo heráldico del cardenal Francisco de Lorenzana en lo alto de la fachada. El resto de la fachada se rigen por la simetría y la decoración de las mismas ventanas que siguen un ritmo en los dos pisos, las ventanas superiores tienen un friso escalonado que sobre sale. En una vista general podemos decir que está muy marcado por una inspiración en la arquitectura clásica del renacimiento por una fuerte austeridad y sencillez.

En el friso corrido entre las dos alturas, figura una inscripción en latín que dice: CASA EDIFICADA CON SABIO CONSEJO PARA PROCURAR LA SANIDAD COMPLETA DEL ENTENDIMIENTO. AÑO DE 1793.

La planta del edificio se trata de una cruz latina enmarcada en un rectángulo con cuatro patios interior que dan lugar de la planta de cruz latina, y justo en el crucero de los transeptos es donde se ubica la capilla de forma elíptica coronada de una cúpula. En el interior destaca la escalera principal que se accedes desde la portada principal y da acceso directo a la capilla con varios tramos de gran amplitud. Destaco por su orden e higiene además del trato con los pacientes siendo un referente en su época, es a partir de los años 70 del paso siglo cuando el hospital se encuentra en decadencia y malas condiciones tras encontrarse en esa época el hospital psiquiátrico. En 1985 fue restaurado por la Junta de Comunidades y actualmente acoge la sede de la Consejería de Economía y Hacienda.

Fuente:
http://toledoolvidado.blogspot.com.es/2011/03/el-hospital-del-nuncio.HTML

 

Obras

Diputación de Toledo

Por: Lara Galán Martínez

La diputación provincial de Toledo en la actualidad ocupa unos de los edificios más destacados de esta ciudad. No sólo este edificio destaca por su historia y arquitectura, sino porque este edificio es uno de los principales que forman parte del skyline de Toledo. Ya que observando la ciudad desde su lado este, el palacio de la Diputación Provincial es el primer edificio que se impone junto con la Puerta de Bisagra. Además también tiene su entrada junto a una de las principales entradas de turistas en la ciudad Patrimonio de la Humanidad, ya que se encuentra encima de las escaleras mecánicas que dan acceso al casco histórico de Toledo.

Por lo tanto este edificio tiene una arquitectura de palacio que pertenece a finales del siglo XIX, aunque más concretamente lo podemos datar en los alrededores del año 1880, ya que en estos años de encarga dicho proyecto. Por lo que este gran proyecto es encargado al arquitecto Agustín Ortiz de Villajos. Este era un arquitecto Toledano, que no sólo realizó su obra en la ciudad de Toledo sino que la mayoría se encuentra en la ciudad cercana de Madrid, donde se encuentran obras construidas por él como el Palacio de Princesa o el Circo-Teatro Prince. También hay que decir de este autor que una de las principales cosas por las que destacó fue la introducción de un estilo mudéjar en sus obras, teniendo por tanto características neomudéjares y creando así un estilo propio, este estilo es llamado “estilo villajos”.

Para empezar hablar de las características de este edificio hay que empezar diciendo que es un edificio exento ya que no se encuentra adosado a ningún otro y además es importante decir que su planta es rectangular, por lo que podemos destacar que tiene una planta regular. Además dentro de la estructura de este palacio vemos que cuenta con dos patios de luces y donde entre ambos encontramos una crujía, en la cual podemos ver una enorme escalera de estilo imperial y con gran iluminación dando así paso a las diferentes zonas del edificio. Por lo que este tiene un planteamiento general bastante sencillo, ya que la base de este edificio la forman cuatro grandes crujía, siendo estas las que configuran el rectángulo de la planta de este edificio y coincidiendo a su vez con las cuadro torres que se encuentran en todos los estemos de este palacio. Por lo que este edificio en su estructura tendría un pensamiento de la planta de un pequeño alcázar, ya que estas torres además de estar en los cuatro extremos tienen ellas mismas una estructura cuadrangular y con el techo a cuatro aguas y en pizarra.

Para seguir con el comentario hay que mencionar su fachada principal que es la que tiene en la parte oeste, donde podemos encontrar una gran escalinata por la que se accede al interior. En esta fachada encontramos que tiene dos cuerpos bien diferenciados y un remate superior. En el primer cuerpo podemos ver que está formado por tres puertas de acceso al edificio acabadas en un arco de medio punto. Además todo este piso está formado por sillares almohadillados. El cuerpo superior esta formados por una gran balconada que se extiende a lo largo de toda la fachada, aunque a su vez esta se encuentra dividida en tres por unas gran columnas adosadas a la pared de orden corintio. En cara separación podemos ver que al igual que en ese cuerpo inferior en este también encontramos tres vanos, aunque en este caso ventanas acabados también en un arco de medio punto aunque en este caso enmarcados también en ambos lados por dos columnas de tamaño más pequeño que las demás pero siendo del mismo orden, y otro elemento importante a destacar de este cuerpo es que a diferencia del inferior en este no encontramos un sillar almohadilladlo y encima de cada vano podemos ver una decoración adosada al edificio. Para terminar con la descripción de esta fachada principal podemos encontrar a modo de tercer cuerpo un remate en que se encuentra el escudo imperial, donde este escudo está compuesto por el águila y la corona y todo ello acabado con un tímpano y donde tanto en las esquinas del tímpano como en las de la fachada podemos encontrar pequeños remates escultóricos.

Edificio de la Diputación de Toledo
Fuente: http://www.eldiario.es/clm/Diputacion-Toledo-dinero-sentencias-judiciales_0_325817562.html

Mientras que en la fachada principal vemos una gran cantidad de elementos en la fachada este volvemos a ver una repetición de estos elementos, aunque en esta fachada de una manera más simplificada.

Este edificio tiene también una gran peculiaridad este edificio ya que se encuentra en una topografía que en altura es difícil su regularidad ya que la ciudad de Toledo es una colina, por lo que este edificio tiene un semisótano como última planta bajo el zócalo del edificio dando con este un equilibrio al desnivel de suelo.

Respecto a la parte histórica de este edificio es que anteriormente a su construcción en la misma zona se encontraba el convento de Santa Catalina que formaban parte de la orden de la Merced, dando así también este nombre la plaza que se encuentra en frente de este, pero dicho edificio en la época de Guerra de Independencia sufrió demasiados destrozos por lo que se construyó posteriormente el palacio anteriormente comentado.

Fuentes:
http://www.lacronica.net/imagenes/fotosdeldia/22184_edificio_de_la_diputacion_de_toledo__bien_conocido_por_encontrarse_junto_a_las_escaleras_mecanicas_de_la_capital_regional_.jpg
http://www.artehistoria.com/v2/jpg/AUD28213.jpg
http://wikimapia.org/14089335/es/Palacio-de-la-Diputaci%C3%B3n-Provincial
https://es.wikipedia.org/wiki/Edificio_de_la_Diputaci%C3%B3n_de_Toledo
http://www.artehistoria.com/v2/obras/28213.htm
https://es.wikipedia.org/wiki/Agust%C3%ADn_Ortiz_de_Villajos
Obras

Universidad de Lorenzana

 

Por: Ruth Braojos Tordesillas

El Palacio de la Universidad de Lorenzana se sitúa en el Casco Histórico de Toledo, en medio de la vieja trama medieval de la ciudad. Es un edificio civil construido a finales del siglo XVIII bajo el impulso del cardenal-arzobispo Francisco de Lorenzana (1722-1804), personalidad eclesiástica muy vinculada a la Ilustración que, desde su llegada a Toledo en 1789, quiso dotar a la ciudad de un nuevo renacer económico y cultural. Lorenzana encomendó la proyección de la obra al arquitecto alicantino Ignacio Haan (1758-1810), discípulo de Sabatini y académico de San Fernando, que ideó en exclusiva el edificio siguiendo las normas racionales del neoclasicismo.

La construcción del palacio convino por la separación de la Universidad del Colegio de Santa Catalina, teniéndose que levantar, en poco tiempo, una sede propia acorde con las características de la institución universitaria y dentro del estilo del momento. El Palacio de la Universidad de Toledo se erigió en apenas tres años (nov.1795-mar.1799), en el mismo suelo donde con anterioridad se hallaban las casas de la Inquisición.

Neoclásico de manual, su construcción y formas se inspiran en la arquitectura grecorromana, con un claro predominio de la horizontalidad sobre la verticalidad. Posee una gran solidez estructural y visual fruto del gusto por la sencillez, la simetría y geometría, junto con la sobriedad por la escasa presencia decorativa en todo el edificio.

La obra se realiza principalmente a base de sillería de granito, ladrillo visto y en ocasiones mampostería con revoco y color, materiales que también confieren a la obra su carácter unitario.

 

<p>Paraninfo, Universidad de Castilla-La Mancha<br />Palacio del Cardenal Lorenzana</p>

Palacio Lorenzana
Fuente: http://ilovetoledo.es/es/ver/palacio-de-lorenzana-uclm/

Se proyecta una planta rectangular con la superposición de dos cuerpos y la presencia de un gran patio porticado en su centro. En cuanto al orden, se da un gran desarrollo del jónico tanto en su fachada como en el patio. La fachada principal de Lorenzana cuenta con una robusta escalera de doble tramo adosada al paramento, que conduce al acceso del piso superior. La entrada se realiza a través de cinco vanos cerrados con rejería neoclásica, como si fuesen celosías que permiten entrever el interior, derivado del pensamiento racional de que todo sea lo más evidente –y no confuso- posible. Las cinco entradas, a su vez, se disponen entre cuatro gruesas, exentas e imponentes columnas jónicas de granito. A cada lado de la puerta se abren dos hornacinas en el muro. Custodian, respectivamente, esculturas de bulto redondo hechas en piedra que representan alegorías femeninas sobre la Ciencia y la Fama, obras del escultor toledano Mariano Salvatierra. Sobre la cornisa de la solemne portada, de clara inspiración clásica, se dispone el gran escudo ovalado con las armas del mecenas. El escudo lo sujetan dos ángeles que tocan el clarín de la fama, al tiempo que se rodea con el collar de la orden de Carlos III. La pieza es obra de José Antonio Vinacer, ejecutándola en piedra blanca de Colmenar de Oreja.

La mencionada decoración de la fachada, esculturas y escudo (como en conjunto todo el edificio) contiene una claro mensaje: significan la aclamación de la figura de su generoso y poderoso mecenas, quien pone en marcha un templo para la virtud y saber del pueblo.

La columnata tetrástila da paso al patio central rectangular, lugar que servía para acoger las reuniones de los universitarios. Destacan las veintiocho columnas jónicas de granito que forman un peristilo, que a su vez soportan un entablamento del mismo material. Alrededor del patio, en el piso noble, se dispusieron las distintas dependencias de la Universidad: las aulas, secretaría, el gimnasio, la Biblioteca o el salón de grados o Paraninfo. Éste último espacio, donde se celebraban actos académicos y religiosos, es significativo por su planta circo-agonal y la llamativa bóveda de medio cañón con casetones y florones de yeso que cubre la estancia de forma continua. Además, es el lugar más decorado de todo el recinto: amplios ventanales, pilastras corintias adosadas al muro, y una cenefa de motivos vegetales que recorre todo el paraninfo bajo la cubierta, siguiendo todos estos elementos el estilo de la antigüedad clásica.

El Palacio de Lorenzana, es en definitiva, un edificio en el que se imprime la racionalidad, la simetría y el reposo que dictaban las normas del neoclásico. Una arquitectura solo al servicio de su función, sin ningún elemento que distorsione la vista del conjunto, su valor, ni el uso para el que fue creado.

La vida de la Universidad de Toledo tan solo duró hasta el curso 1844/45, cuando por ley se decretó el cierre las universidades provinciales. El Palacio de Lorenzana no retomó su actividad original hasta pasado más de un siglo, cuando en 1982 se convirtió, con la fundación de la Universidad de Castilla-La Mancha, en la sede del Vicerrectorado y Relaciones Internacionales de la misma.

Fuentes:
JUAN FRANCO, BEGOÑA. Catálogo del Neoclásico toledano (1752-1800). 1992. Diputación de Toledo. Toledo.
SÁNCHEZ SÁNCHEZ, ISIDRO. El Cardenal Lorenzana y la Universidad de Castilla-La Mancha. 1999. Editorial, Universidad de Castilla La Mancha. Ciudad Real.
GIMENO MELENDERAS, JLUIS. Escultura Neoclásica en Toledo. 1986. Diputación Provincial Anales toledanos, nº XXII.
http://realacademiatoledo.es/wpcontent/uploads/2014/02/files_anales_0022_07.pdf
https://www.youtube.com/watch?v=L1qbRGeGNPsEl Palacio de Lorenzana. Vídeo de YouTube Publicado el 6 julio de 2012 por la Universidad de Castilla La Mancha.

 

Artistas

Mariano Salvatierra

Por: Carolina García Abad

 

Mariano Salvatierra Serrano fue uno de los escultores más destacados del s.XVIII en España, su obra escultórica la podemos encontrar en distintas iglesias, tanto en España como en el extranjero, pero, su obra más destacada fue realizada en la catedral de Toledo, donde se encuentra gran parte de su obra artística.

Mariano nació en 1752, en Toledo, como hemos dicho es uno de los escultores españoles más conocidos. Tuvo una vida llena de sucesos relevantes. Respecto a su vida amoroso, estuvo a punto de casarse con el maestro de la catedral de Toledo, pero esa boda nunca se celebró, a partir de aquí su ida no fue del todo satisfactoria, ya que, por insensato acabo preso al dejar embarazada a una joven en el año 1780.

Fue un tiempo después, en el año 1781 cuando finalmente llego a casarse con una mujer llamada Faustina Barriales Vázquez, con quien tuvo ocho hijos, pero de estos solo sobrevivieron cinco. Uno de ellos, Valeriano, será quien le suceda tras su muerte en su obra escultórica en la catedral de Toledo.

El arte era una de las cosas que más le apasionaba e su vida, contenía una espléndida colección de cuadros, entre los que destacaban artistas como el Greco o José de Ribera, artistas que después le inspirarían para sus esculturas.

Desde joven, estuvo trabajando en la imaginería de la Cofradía del Cristo de las Aguas, pero sobre todo realizo imaginería para los pasos de la Semana Santa toledana. Pero, no solo realizo imaginería y esculturas para la catedral de Toledo, sino que también estuvo realizando algunos encargos para el cabildo, lo que le permitió ser contratado posteriormente en la catedral y darse a conocer en el extranjero.

Alegoría de las Ciencias obra de Mariano Salvatierra Serrano
Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Real_Universidad_de_Toledo

Fuera de la catedral de Toledo, encontramos algunas intervenciones suyas en la restauración del mosaico de la Inmaculada Concepción, la cual fue llevada hasta Italia para instalarse en la Capilla Mozárabe.

Su formación comenzó a trabajar en la imaginería de la Cofradía de las Aguas, pero no era suficiente por lo que, en 1774, decidió ingresar en la Real Academia de bellas artes de San Fernando, a la que entro gracias al acercamiento que tenía a una hija de los maestros de la academia.

Gran parte de la obra escultórica de la catedral de Toledo es suya, por un lado, en el exterior, realizo parte de la puerta de los Leones, donde elaboro los onces medallones del relieve, y la figura de la asunción, que se encuentra en el tímpano de la puerta, la mayoría de sus obras del exterior estaban policromadas. Aunque, también participo en la intervención realiza en 1787 en la puerta del Perdón.

Mientras, en el interior de la catedral, decoró los retablos de la sacristía con un grupo de ángeles. Otra de sus obras es un altorrelieve de la ultima cena, en la que hay una dominación de la perspectiva, captando en el momento en el que Cristo dice el sacramento de la Eucaristía.

Esta iglesia cuenta con dos órganos, uno está situado al lado de la epístola y otro al lado del evangelio, este último fue mandado construir por el cardenal Francisco Antonio, fue Salvatierra quien lo decoro con algunas esculturas que se sitúan bajo dicho órgano.

Y, por último, en la capilla de San José, la cual conmemora el IV centenario del Greco, fue intervenida por distintos artistas, por un lado, la obra pictórica viene de la mano de Mariano Salvador Maella y lo más importante, para nosotros son os medallones realizados por Salvatierra.

Como podemos ver, Salvatierra nos dejó una magnífica obra escultórica, pero esto no es lo último que tendremos con su apellido. Al morir en 1808, su hijo le sucedió en el contrato de la catedral de Toledo. Valeriano, realizo algunas obras escultóricas que adornan la puerta del reloj.

Mariano Salvatierra, es un espléndido ejemplo de la obra escultórica que caracteriza la catedral de Toledo. Es un artista algo difícil de encasillar en un estilo artístico, ya que por la época de sus obras pertenecería al neoclasicismo, pero, por el estilo artístico de sus estatuas podríamos decir que es barroco o rococó. Fue una de las figuras más influyentes de su época, sobre todo en su hijo Valeriano, quien, como bien hemos dicho antes, continúo con la obra escultórica que su padre comenzó en la catedral de Toledo.

Fuentes:
https://enciclopedismo.com/mariano-salvatierra/
 http://www.jdiezarnal.com/catedraldetoledo.html
http://enciclopedia.us.es/index.php/Catedral_de_Toledo

 

 

Obras

Transparente de la catedral de Toledo.

Por: Jorge Martínez Fernández

 

Esta obra es una de las cuales debido a su complejidad y pleno desarrollo del barroco integra todas las artes de escultura, arquitectura y pintura. Fue realizado durante el episcopado de Don Diego de Astorga y Céspedes que costearon la obra y sus restos descansan a los pies de la obra. El trabajo fue realizado por Narciso Tomé, un proyecto que él mismo elaboró y desarrollo entre los años 1720 y 1732.

Esta inmensa obra fue realizada para decorar un óculo que hay situado tras el sagrario del altar mayor. La intención del barroco era jugar con la luz y poder crear con ella increíbles efectos teatrales y sensaciones dramáticas que lleguen a impresionar al espectador, por lo que la obra se concibió como un gran retablo que decora esa ventana. Está situado en el trasaltar mayor justo en la girola donde se abren las capillas del deambulatorio, coincidiendo justo en el centro donde se encuentra el sagrario, cubre el espacio o capilla que hay entre el retablo y el sagrario. Se emplearon los más exquisitos y lujosos materiales, ya que a diferencia de otros sitios y de que España esté en una época de crisis, nos encontramos en la catedral prima de España y una de las más ejemplares de la cristiandad, por lo que se desarrollan unos trabajos muy laboriosos en mármoles, bronces y ricas pinturas.

 

Transparente de la Catedral
Fuente: http://educacion.ufm.edu/narciso-tome-el-transparente-de-la-catedral-de-toledo-altar-1729-1732/

Está concebido como un altar y un retablo de forma cóncava que contrasta con la forma convexa de la girola es decir pretende jugar con las curvas propio del barroco. Se divide en tres alturas, la primera está compuesta por una predela en la que está la mesa de altar y en la que se encuentra en la parte central la blanquísima talla en el exquisito mármol de carrara la virgen de la leche, situada en majestad con el niño, enmarcad en dos columnas sostenida por ángeles atlantes, el reto del primer cuerpo se enmarca por otras dos columnas de mayor tamaño que sostienen el entablamento curvo de la obra, a ambos lados de la virgen entre los espacios de las columnas que enmarcan a la virgen y las que cierran el retablo se encuentran bajo relieves de la eucaristía con David como protagonista ofreciendo el pan y el vino.

El segundo cuerpo parte del entablamento y es donde se encuentra la joya de la corona, el ventanal, de la cual brotan profundos rayos dorados de bronce como un estallido de luz y a todo su alrededor está rodeado de los cuatro arcángeles Miguel, Gabriel, Rafael y Uriel, y a ellos se les une todo un ejército de ángeles y nubes que envuelven todo el ventanal con múltiples formas, posturas complicadísimas, escorzos y formas serpenteantes creando es su conjunto un gran movimiento y apoteosis para la vista del espectador, reflejando el ideal del barroco. Se enmarca con otras dos columnas que parten del entablamento inferior con las esculturas de querubines como remate de las intersecciones de las columnas y todas ellas con unos acabados de finísimos encajes y modelados.

En un tercer cuerpo se encuentra otra escena de la eucaristía, un conjunto escultórico de la ultima cena a tamo natural y se corona con un frontón partido en el que se encuentran como el remate final en la parte más alta tres esculturas que personifican la imagen de la FE, la Esperanza y la Caridad poniendo el broche final a este magnífico trabajo de Narciso Tomé, que realza y dedica esta obra a la consagración de la eucaristía.

Pero esto aún no acaba aquí, para poder iluminar desde la trasera del altar al sagrario, y poder entrar la luz a través de esa ventana hubo que abrir un gran ventanal a modo de óculo en el techo de la bóveda debido a que la arquitectura gótica que se desarrolla en la catedral nos permite poder abrir un hueco en la bóveda sin que se derrumbe.

Por lo tanto no es solo el frondoso retablo lo único digno de admirar si el gran ventanal que se abre en todo lo alto de la bóveda que traspasa al exterior y refleja todo el esplendor de una escenografía celestial de perfecta armonía en la cual se exhiben unos frescos que de nuevo hace alusión a la eucaristía.

A todo alrededor enmarcando en ventanal los profetas portando pergaminos en bronce con pasajes de la biblia, los ancianos del apocalipsis y toda una composición celestial creando simulando un gran rompimiento de gloria con todas las múltiples figuras de santos y ángeles que penden desde arriba y con un éxtasis de movimiento que avanzan y retroceden simulando ese gran gloria del mundo celeste abriéndose ante nuestros ojos en ese grandioso óculo por el que toda luz natural se derrama por el vitral y tiñe desde lo alto colmando de la luz celestial al óculo del retablo creando ese espectáculo mágico de luces en el trasaltar de la catedral. Configurando una de las mayores joyas de la catedral y posicionando a esta por encima de muchas otras catedrales españolas y reafirmando la fuerza del barroco y lo que Narciso Tomé llego a realizar en el esplendor del arte barroco.

Fuentes:
http://educacion.ufm.edu/narciso-tome-el-transparente-de-la-catedral-de-toledo-altar-1729-1732/
http://www.catedralprimada.es/corpus_transparente/
http://arte.laguia2000.com

 

Obras

Parroquia de San Ildefonso en Toledo

Por: Sergio Díez Molero

La iglesia de San Ildefonso o “Iglesia de Los Jesuitas”, está situada en un lugar elevado y privilegiado de Toledo con una increíble fachada y un imponente interior que deja intuir las muchísimas dificultades que tuvieron que salvarse en el siglo XVII para poder erigirlo en medio del colmatado entramado todavía medieval de la ciudad.

La primera referencia documental de la Compañía de Jesús en Toledo es de 1557, cuando la Orden llega a la ciudad y se instala en el Colegio de Infantes, fundado por el cardenal Siliceo para la formación de los “clerizones”, los niños cantores de la catedral.

Su construcción se prolonga durante mas de cien años y comenzó en 1629 sobre unos terrenos que fueron adquiridos por los Jesuitas en 1569, justo donde se encontraba la casa del conde Orgaz y que había sido el lugar natal de San Ildefonso, patrón y padre de la ciudad. Pedro y Estefanía Manrique fueron los impulsores de la creación del templo.

Tiene un diseño basado o que recuerda a iglesias como la iglesia de Gesu situada en la ciudad de Roma y es la principal referencia de la Compañía de Jesús. Esta iglesia esta atribuida a Juan Bautista Monegro, por aquel entonces maestro mayor de la catedral. Sin embargo, la construcción seria llevada a cabo por Pedro Sanchez, un hermano Jesuita, tras los pocos años de su muerte fue sustituido por Francisco Bautista, quien fue el creador de la fachada retablo. Pasados varios lustros dejaría la construcción a manos de Bartolome Zumbigo quien terminaría las torres y la fachada. Casi medio siglo después pudo terminarse la construcción a manos de José Hernández Sierra, arquitecto de Salamanca, aunque desgraciadamente los Jesuitas fueron expulsados de España dos años después por Carlos III.

Vista Exterior
Fuente: http://www.arteviaje.com/2010/12/iglesia-de-san-ildefonso-jesuitas.html

Enclavada entre la calle de San Román y la calle Alfonso XII, la iglesia presenta una orientación noroeste-suroeste, de tal modo que su fachada frontal queda dirigida hacia la catedral de Toledo. El interior de la iglesia, con su nave principal con forma de planta de cruz latina, es de grandes dimensiones y de color blanco. En dicha nave destaca la elevada cúpula sobre el crucero. En el transepto se encuentran dos grandes retablos barrocos. A ambos lados de la nave principal se encuentran comunicadas entre sí sendas hileras de cuatro capillas. En una esquina del templo se encuentra la capilla ochavada en la que se guardan y veneran las reliquias de la iglesia. De paredes oscuras y rojas y coronada por su propia pequeña cúpula, esta capilla alberga además la figura de la Virgen del Socorro.

Gobernando la nave tras el altar mayor, la iglesia de San Ildefonso cuenta con un retablo que es una pintura al fresco que presenta trampantojos y que relata la descensión de la Virgen sobre san Ildefonso para la imposición de la casulla. Bajo el retablo de ilusionismo arquitectónico y tras el altar está situado un tabernáculo de madera dorada que presenta una talla de la crucifixión. A lo largo de toda la nave se hallan distribuidas catorce estatuas dedicadas principalmente a los apóstoles y que fueron esculpidas.

Bajo la acusación de haber sido los instigadores del Motín de Esquilache, que había tenido lugar en 1766.3 La Compañía de Jesús no recuperó la iglesia hasta el siglo XX.

 

Fuentes:
http://viajarconelarte.blogspot.com.es/2013/01/toledo-monumental-v-la-iglesia-de-san.html
Domínguez Ortiz, Antonio (2005) [1988]. Carlos III y la España de la Ilustración. Madrid: Alianza Editorial. p. 140.
http://www.arteiconografia.com/2011/03/el-retablo-fingido-de-la-iglesia-de-san.HTML
Obras

Plaza Mayor de Tembleque

Por María Gentil Cabanillas

En este documento realizaré un análisis de la Plaza Mayor de Tembleque, encuadrada en el barroco español, concretamente en el de Castilla- La Mancha. Esta plaza fue terminada en 1598, según algunos documentos existentes que lo acreditan. Tembleque es un municipio que se encuentra en la provincia de Toledo. Como he dicho anteriormente, esta plaza es de tipo barroco y sigue los esquemas de los corrales de comedia. Es una pieza muy singular del siglo XVII.

Tiempo después de la batalla de las Navas de Tolosa, en 1241, este municipio recibe la carta de población en manos del prior de la orden de San Juan, y la reina Juana le otorga en 1509 el título de Villa. Fue diseñada como centro de reunión de la villa y como lugar donde se celebraban ferias y corridas de toros. La Plaza Mayor de Tembleque está muy bien conservada, además es muy luminosa. Corresponde totalmente con una plaza manchega. Forma una U, donde encontramos un porche corrido en la parte inferior y una doble galería abierta en la superior. Esta galería podía ser ocupada durante las fiestas.

Vista de la Plaza Mayor
Fuente: https://www.almendron.com/blog/plazas-de-espana-tembleque-toledo/

 

Según algunas fuentes, la plaza ya existía en el reinado de Felipe II (1556-1598), pero no era como la plaza que conocemos hoy en día. En ella se desarrollaban festejos taurinos como actividad de ocio. Todo el conjunto, que fue casa prioral de la Orden, es realmente impresionante. Además, encontramos dentro de este conjunto una antigua posada, que fue casa de postas y correo real, y que figura en los itinerarios de los correos oficiales desde el siglo XVI.

Tiene una típica traza castellana, destaca la perfecta utilización de los entramados de madera, con canecillos, pilares, zapatas y bovedillas de yeso corrido en las plantas altas. También encontramos columnas de piedra caliza con singulares elementos decorativos vegetales que flanquean la cruz de San Juan en los antepechos. Es una plaza con una planta cuadrangular y rodeada de un pórtico de columnas de granito de orden toscano. Además, nos encontramos con pilares cuadrangulares en los accesos. Aparecen ornamentos en el yeso, y representan cruces de la Orden de San Juan de Jerusalén. Este cuerpo inferior está cubierto de bóvedas de revoltones, que son pequeñas bóvedas de ladrillo que apoyan en las viguetas.

En la parte superior encontramos dos cuerpos superiores que son corredores, ya que estaba destinada en una de sus funciones a plaza de toros. Estos corredores se encuentran sostenidos por pilares de madera. Estos corredores permiten caminar por todo el perímetro. Destaca el torreón, elemento que hace de palco para las autoridades. Tiene una arquitectura modesta. La Playa Mayor y el Ayuntamiento fueron inaugurados entre 1653-1654.

Tiene tres entradas de acceso: en el norte, sur y oeste. El lado norte está presidido por el Ayuntamiento, edificio también barroco. Lo que sorprende de esta plaza son sus dimensiones, al igual que su sencillez y sus grandiosos aspectos.

Fuentes:
Plaza Mayor de Tembleque (Toledo), disponible en: http://www.artehistoria.com/v2/obras/22264.htm [Consultado el 29 de enero de 2017, a las 15:17]
Rutas y lugares de España. Plaza Mayor de Tembleque, disponible en: http://www.rutashispanas.es/castillalamancha/tembleque2.htm [Consultado el 29 de enero de 2017, a las 15:42]
Villa de Tembleque; disponible en: http://villadtembleque.blogspot.com.es/2010/05/la-plaza-mayor-de-nuevo.html [Consultado el 24 de febrero de 2017, a las 19:36]